MiFID II

2018 — 2019

¿En qué normas se concreta esta  iniciativa?

Con el nombre de MiFID II se conoce en el sector financiero la iniciativa que viene a derogar la directiva MiFID de 2004.

Se compone de una directiva (la 2014/65/UE, de la que toma la denominación MiFID) y un reglamento (el UE/600/2014, conocido como MiFIR), en cuanto a normas europeas de nivel 1; además, de una directiva y varios reglamentos de nivel 2 y, por último, de un conjunto de guías, recomendaciones y documentos de preguntas y respuestas (Q&A) de la ESMA.

En España, la trasposición se ha producido por el Real Decreto Ley 21/2017, de 29 de diciembre, de medidas urgentes para la adaptación del mercado de valores; el Real Decreto Ley 14/2018, de 28 de septiembre, por el que se modifica el texto refundido de la Ley del Mercado de Valores, y el Real Decreto 1464/2018, de 21 de diciembre, por el que se desarrolla el texto refundido de la Ley del Mercado de Valores y se modifica parcialmente el Real Decreto 217/2008, de empresas de servicios de inversión. Además, se han publicado por la Comisión Nacional del Mercado de Valores varios documentos, guías y repertorios de preguntas y respuestas (Q&A).

¿Cuáles son las fechas clave?

La fecha de aplicación era en principio enero de 2017 (formalmente el 31 de diciembre de 2016), pero se retrasó un año y es exigible a las entidades financieras desde el 3 de enero de 2018.

En relación con el régimen de internalizador sistemático (SI, por sus siglas en inglés), la ESMA publica datos trimestrales sobre aquellos instrumentos financieros distintos de materias primas cotizadas (ETC), pagarés cotizados (ETN), productos estructurados (SFP), titulizaciones, derechos de emisión y derivados (como son por ejemplo, los bonos y la renta variable).

Sin embargo, la publicación de información de la ESMA para los instrumentos mencionados (ETC, ETN, SFP, titulizaciones, derechos de emisión y derivados) se ha retrasado de nuevo. La autoridad europea publicará los datos necesarios de  la UE a finales del año 2020, lo que conlleva una nueva demora en la fecha de aplicación del régimen obligatorio de IS.

¿A qué entidades financieras afecta?

A todas las entidades que prestan servicios de inversión, ya sean bancos, empresas de inversión o gestoras que presten estos servicios.

¿Cuáles son los principales efectos?

MiFID II es una norma que concierne transversalmente a toda la organización de las entidades y a todos los segmentos de negocio, tanto a los de banca comercial, privada y personal, como a los mercados y mesas de tesorería.

Por lo tanto, MiFID II afecta, al menos, a los siguientes ámbitos:

  • La organización interna de las entidades, ya que introduce nuevas responsabilidades para el consejo de administración, la alta dirección y para los órganos de control (principalmente para cumplimiento normativo), y requiere que se revisen las políticas y procedimientos vigentes y se preparen nuevas.
  • Las normas de conducta dentro de las entidades financieras y la forma de relacionarse con sus clientes.
  • Los conocimientos y experiencias del personal de la red que ofrece información sobre productos y servicios relacionados con MiFID o que presta asesoramiento en materia de inversión.
  • La prestación del servicio de asesoramiento, diferenciándose entre el asesoramiento no independiente y el independiente en el que es necesario valorar un número suficientemente amplio de productos de terceros y no recibir incentivos.
  • La forma de cobrar por los servicios, la prohibición del cobro de incentivos para el asesoramiento independiente, como se ha dicho, y la gestión discrecional de carteras, y la exigencia de aumento de la calidad del servicio para mantener los incentivos en los restantes servicios de inversión. Todo ello ha obligado a las entidades a redefinir el modelo comercial para los distintos segmentos de negocio, principalmente a aquellas que comercializaban producto propio
  • Cómo debe operarse en los mercados de instrumentos financieros.

Si bien la transposición en España se produjo a inicios del 2019 el supervisor nacional y ESMA en Europa siguen publicando documentos muy relevantes que fuerzan a las entidades a revisar sus proyectos de implantación para adaptarse a estas nuevas interpretaciones. Asimismo, MiFID II sigue siendo importante porque la CNMV en su programa de actividades anuncia un gran número de medidas y actuaciones dirigidas a desarrollar y supervisar aspectos muy relevantes de esta iniciativa.


Para seguir la evolución de esta iniciativa, consultar el apartado de documentos vinculados.

Si desea más información, no dude en contactar con finReg360 por cualquiera de las vías disponibles (ver pie de página).

 

 

Alertas Relacionadas