Prevención de blanqueo de capitales y financiación del terrorismo - PBCyFT, AMLD 4 y 5

2020 — 2021

¿En qué normas se concreta esta iniciativa?

La iniciativa se compone de la Directiva 2015/849 (conocida como Cuarta Directiva o AMLD 4 por sus siglas en inglés) y la Directiva 2018/843 (Quinta Directiva o AMLD 5), sobre la prevención de la utilización del sistema financiero para el blanqueo de capitales o la financiación del terrorismo, junto con el Reglamento 2015/847 sobre la información que acompaña a las transferencias de fondos. La iniciativa se completa con varias normas de nivel 2 y estándares técnicos, directrices y recomendaciones de la EBA y del Comité Mixto de las autoridades de supervisión europeas.

La AMLD 5, que modifica determinados aspectos de la AMLD 4 y surge como respuesta a los “Papeles de Panamá” y los ataques terroristas en Europa, se publicó en el DOUE el 19 de junio de 2018.

¿Cuáles son las fechas clave?

La AMLD 4 es aplicable desde el 26 de junio de 2017, una vez transpuesta en los Estados miembros; en España se traspuso parcialmente por el Real Decreto Ley 11/2018, puesto que su desarrollo reglamentario no se ha producido aún.

La AMLD 5 es aplicable a partir del 10 de enero de 2020, fecha límite para que los Estados la traspongan a sus ordenamientos jurídicos. En esa misma fecha, deberán estar plenamente operativos los registros nacionales de titulares reales y, dos meses más tarde, el 10 de marzo de 2020, los de titulares reales de fideicomisos (del tipo trust) y otros tipos de instrumentos jurídicos.

Por otro lado, los mecanismos automatizados centralizados de identificación de clientes-titulares y titulares reales de cuentas bancarias, cuentas de pago y cajas de seguridad deben estar implantados antes del 10 de septiembre de 2020. Todos los registros de la UE estarán interconectados antes del 10 de marzo de 2021.

¿A qué entidades financieras afecta?

La AMLD 4 incluye como nuevos sujetos obligados las plataformas de financiación participativa, las sociedades gestoras de fondos de titulización y las sociedades dominantes de un grupo de empresas que incluyan dos o más sujetos obligados. En el ámbito no financiero, el Real Decreto Ley 11/2018 añade como nuevos sujetos obligados a quienes ejerzan funciones de “asesoría externa de una sociedad”.

La AMLD 4 afecta, por tanto, a todo el catálogo de sujetos obligados bajo la actual Ley 10/2010. Destacan, entre otros, los siguientes tipos de entidades financieras:

  • entidades de crédito y empresas de servicios de inversión,
  • entidades de pago y entidades de dinero electrónico,
  • entidades aseguradoras autorizadas para operar en el ramo de vida y corredores de seguros cuando actúen en relación con seguros de vida u otros servicios relacionados con inversiones,
  • sociedades gestoras de IIC y sociedades de inversión cuya gestión no esté encomendada a una sociedad gestora, sociedades gestoras de entidades de capital-riesgo y sociedades de capital-riesgo cuya gestión no esté encomendada a una sociedad gestora,
  • entidades gestoras de fondos de pensiones.

Por su parte, la AMLD 5 incluye como sujetos obligados bajo la normativa de PBCyFT a los proveedores de servicios de cambio de monedas virtuales por monedas fiduciarias (conocidos como exchanges) y a los proveedores de servicios de custodia de monederos electrónicos. Asimismo, afecta a sujetos de carácter no financiero como agentes inmobiliarios que intermedien en arrendamientos superiores a 10.000 euros al mes y a toda persona física o jurídica que preste asesoramiento en cuestiones fiscales como actividad empresarial principal.

¿Cuáles son los principales efectos?

Las entidades deberán desarrollar los siguientes aspectos:

  1. Revisar sus políticas y procedimientos internos para adoptar todas las modificaciones introducidas por las AMLD 4 y 5, entre las que destacan:
    1. la definición de las personas con responsabilidad pública;
    2. la definición de titularidad real y aspectos que debe abarcar la identificación de los titulares reales;
    3. los criterios que debe cumplir el representante de la entidad ante el SEPBLAC.
  2. Establecer un procedimiento interno de comunicación (whistleblowing) para que los empleados, directivos o agentes puedan comunicar anónimamente infracciones de la normativa de PBCyFT cometidas en el seno del sujeto obligado.
  3. Aplicar medidas reforzadas de diligencia debida con los países que presenten deficiencias estratégicas en sus sistemas de PBCyFT, definidos bajo las normas de desarrollo de las AMLD 4 y 5.

Adicionalmente, la transposición de la AMLD 4 promueve los siguientes aspectos:

  1. Crear un canal de denuncias al SEPBLAC, a disposición de los empleados, directivos y agentes de los sujetos obligados.
  2. Fomentar la cooperación y el intercambio de información entre las Unidades de Inteligencia Financiera de los Estados miembros (en España, el SEPBLAC).
  3. Endurecer el régimen sancionador previsto.

Por su parte, la AMLD 5, entre otros aspectos, obliga a los siguientes:

  1. Mejorar el acceso previsto en la AMLD 4 al nuevo registro sobre titulares reales de las sociedades, fideicomisos y otros tipos de estructuras jurídicas.
  2. Reconocer como medios válidos de acreditación de la identidad las declaraciones, credenciales o certificados electrónicos indicados en el Reglamento 910/2014 (conocido como Reglamento eIDAS, de electronic identification and signature).
  3. Reducir a 150 euros el umbral para la identificación de los instrumentos de prepago no recargables.

Para seguir la evolución de esta iniciativa, consultar el apartado de documentos vinculados.

Si desea más información, no dude en contactar con finReg360 por cualquiera de las vías disponibles (ver pie de página).

Alertas Relacionadas