EMIR II

2020 — 2020

¿En qué normas se concreta esta iniciativa?

Tras publicar, en noviembre de 2016, un informe sobre la oportunidad de revisar la normativa EMIR (de european market infrastructure regulation), la Comisión Europea  propuso dos nuevos reglamentos: uno para la actualización de esta regulación sobre obligaciones de transparencia y compensación de derivados extrabursátiles (OTC, por sus siglas del inglés, como las restantes), y otro para el reconocimiento de cámaras de contrapartida de terceros países, en mayo y junio de 2017.

¿Cuáles son las fechas clave?

El primero de los reglamentos, que actualiza las  obligaciones de transparencia y compensación de los derivados OTC, se publicó el 28-5-2019 en el Diario Oficial de la Unión Europea (DOUE). Se trata del Reglamento (UE) 2019/834, de 20 de mayo de 2019, que modifica el Reglamento (UE) 648/2012 en ciertos aspectos relacionados con los derivados extrabursátiles, las entidades de contrapartida central y los registros de operaciones.

Esta revisión ya se conoce en la el sector financiero  como EMIR REFIT, y entró en vigor el 17-6-2019.

En paralelo, los legisladores también han acordado enmiendas a las disposiciones del EMIR sobre la supervisión de las entidades de contrapartida central (CCP), incluido el régimen de reconocimiento de las contrapartes centrales de terceros países.

Esta revisión se conoce como EMIR 2.2.

Adicionalmente, la ESMA publicó tres documentos de consulta en el marco del EMIR 2.2 sobre jerarquización, cumplimiento comparable y tasas, el 28-5-2019.

¿A qué entidades financieras afecta?

A todas las contrapartes financieras (FC) y contrapartes no financieras (NFC) que negocian derivados OTC, así como a las CCP que compensan estos derivados .

¿Cuáles son los principales impactos?

1.  Con EMIR REFIT se pretende mejorar la transparencia de las posiciones y exposiciones de los derivados OTC, y simplificar las obligaciones de compensación.

Entre las principales actualizaciones, destacan los siguientes aspectos:

  1. Sobre el ámbito de aplicación:
    • Se modifica la definición de FC cuando se refiere a los fondos de inversión alternativos (FIA) y a los organismos de inversión colectiva de valores mobiliarios (UCITS) e incluye una nueva clase: los depositarios centrales de valores.
  2. Respecto a los FIA:
    • Un FIA será una FC si es gestionado por un gestor de fondos de inversión alternativos (GFIA), autorizado o registrado conforme a la Directiva 2011/61/UE, salvo si el FIA se ha establecido solo para dar servicio a uno o más planes de adquisición de acciones para empleados. Asimismo, los vehículos de finalidad especial de titulización son específicamente excluidos de la definición de FC.
  3. Respecto a los UCITS:
    • Se excluye expresamente que el UCITS sea una FC si se ha establecido solo para dar servicio a uno o más planes de adquisición de acciones para empleados.
  4. Respecto a los depositarios centrales de valores:
    • Se incluyen como FC los depositarios centrales de valores autorizados por el Reglamento (UE) 909/2014.
  5. En cuanto a la obligación de compensación, los cambios más notables son:
    • El EMIR REFIT crea una nueva categoría de «FC de pequeño tamaño», basada en umbrales de compensación similares a los de la compensación de contrapartes no financieras (NFC, por sus siglas en inglés).
    • Una FC solo estará sujeta a la obligación de compensación cuando supere el umbral de compensación en cualquier categoría de derivados OTC (si supera el umbral de una categoría específica de derivados OTC, estará sujeta a la obligación de compensación en todas las clases de categorías de derivados OTC).
    • Una FC que esté sujeta a la obligación de compensación el día de entrada en vigor del EMIR REFIT, es decir, el 17-6-2019, permanecerá sujeta a esa obligación y seguirá compensando hasta que la citada FC demuestre a la autoridad competente que su posición media agregada a final de mes para los doce meses anteriores no supera el umbral de compensación.
    • También se modifica la obligación de compensación para las NFC, de modo que una NFC solo estará sujeta a la obligación de compensación en las categorías de derivados OTC para las que supera el umbral de compensación.

    Los cambios en las obligaciones de compensación se aplican desde la entrada en vigor del EMIR REFIT. Desde esa fecha, también las entidades tendrán que calcular a final de mes su posición agregada basada en los datos de los 12 meses anteriores.

    • Por último, sobre la suspensión de la obligación de compensación, la ESMA estará facultada para solicitar a la Comisión que suspenda temporalmente esa obligación para clases específicas de derivados OTC o para tipos específicos de contraparte en ciertas situaciones excepcionales.
  6. En cuanto a las obligaciones de reporte, los cambios más relevantes son:
    • Las operaciones intragrupo no hay que notificarlas cuando al menos una las contrapartes es una NFC, independientemente del lugar donde esté establecida. En todo caso, las NFC han de notificar a su autoridad competente que tienen la intención de acogerse a esa exención.
    • Las FC asumen la responsabilidad exclusiva de notificar, en nombre de las dos contrapartes, las operaciones de las NFC exentas de la obligación de compensación, sin considerarse este reporte como una delegación de la NFC. A tal efecto, la NFC está obligada a facilitar a la FC la información que no quepa razonablemente esperar que obre en poder de esta. No obstante, las NFC pueden optar por comunicar ellas mismas los datos a los registros de operaciones.

La ESMA preparará nuevas normas técnicas de aplicación sobre los datos y el formato de la información que debe comunicarse y presentará los proyectos de ellas a la Comisión a más tardar el 18-6-2020.

2. Por otro lado, el EMIR 2.2 modificará el actual sistema de reconocimiento de las CCP no pertenecientes a la UE, distinguiendo entre las CCP de importancia no sistémica, que seguirán sujetas al régimen actual, y las CCP de importancia sistémica (CCP de «nivel 2»), que estarán sujetas a normas más estrictas (incluido el cumplimiento de los requisitos cautelares y los requisitos adicionales impuestos por los bancos centrales de la UE correspondientes).

Una contraparte central no perteneciente a la UE también puede verse obligada a establecer una presencia en la UE si la ESMA y la Comisión deciden (como medida de último recurso) que la contraparte central es tan importante, desde el punto de vista sistémico, que no puede ser supervisada adecuadamente en el marco del régimen de reconocimiento.

Las CCP de nivel 2 deberán cumplir los requisitos del EMIR o solicitar un cumplimiento comparable, cuando el cumplimiento de los requisitos de un tercer país cumpla esos mismos requisitos. El EMIR 2.2 también introduce un sistema de tasas para que los CCP de terceros países financien las actividades pertinentes.


Para seguir la evolución de esta iniciativa, consultar el apartado de documentos vinculados.

Si desea más información, no dude en contactar con finReg360 por cualquiera de las vías disponibles (ver pie de página).