Directiva de Servicios de Pago 2 - PSD 2

2018 — 2019

 ¿En qué normas se concreta esta iniciativa?

La segunda directiva de servicios  de pago (más conocida por sus siglas en inglés como PSD 2) es una iniciativa regulatoria compuesta por:

  • la Directiva (UE) 2015/2366, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 25 de noviembre de 2015,, sobre servicios de pago en el mercado interior (PSD 2, propiamente dicha),
  • el Reglamento Delegado (UE) 2018/389, de la Comisión, de 27 de noviembre de 2017, que complementa la directiva con normas técnicas de regulación para la autenticación reforzada de clientes y estándares de comunicación abiertos, comunes y seguros,  y por
  • diversas directrices y estándares técnicos publicados por la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés).

La norma española que traspuso la PSD 2 fue el Real Decreto Ley 19/2018, de 23 de noviembre, de servicios de pago y otras medidas urgentes en materia financiera .

¿Cuáles son las fechas clave?

La PSD 2 preveía que, a más tardar el 13 de enero de 2018, los Estados miembros adoptarían y publicarían las disposiciones legales, reglamentarias y administrativas necesarias para dar cumplimiento a lo establecido en la directiva.

No obstante, en España no fue hasta finales del 2018 cuando se traspuso la PSD 2 con el  Real Decreto Ley 19/2018, ya citado, que entró en vigor el 25 de noviembre de 2018, salvo para las disposiciones del título II, relativo a la transparencia de las condiciones y requisitos de información aplicables a los servicios de pago, a la resolución y la modificación del contrato marco, y  del título III, relativo a los derechos y obligaciones de la prestación y uso  de los servicios de pago, que estaban vigentes desde el 25 de febrero de 2018, y las disposiciones relacionadas con las medidas de seguridad, que se espera que entren en vigor el 14 de septiembre de 2019.

¿A qué entidades financieras afecta?

Afecta:

    • a las entidades de crédito,
    • a las entidades de dinero electrónico,
    • a las entidades de pago,
    • a los nuevos actores que quieran prestar servicios de pago (proveedores de servicios de iniciación de pagos y los proveedores de servicios de información sobre cuentas).

¿Cuáles son los principales efectos?

La PSD 2 introdujo nuevas reglas de juego en el negocio de pagos de la Unión Europea.

De una parte, ha agilizado los pagos y los ha hecho más  seguros y, de otra, también ha facilitado la tramitación de los pagos cuenta a cuenta y aumentado la competencia.

La PSD2 prevé que los nuevos actores puedan acceder a las cuentas bancarias de sus clientes para ofrecerles servicios como el de iniciación de pagos y el de agregación bancaria, contando con la infraestructura de los bancos.

Asimismo, también establece nuevos requerimientos relacionados con la transparencia de los servicios de pago, lo que implica introducir las modificaciones necesarias en los contratos que establecen los términos y condiciones que rigen la prestación de los servicios y dar al cliente mas información sobre el servicio prestado.

La EBA ha desarrollado directrices y estándares técnicos relacionados con la autorización de las entidades de pago, el registro de los proveedores de servicios de información sobre cuentas, los protocolos de seguridad, la comunicación entre las partes, y la responsabilidad de cada una de ellas, que suponen grandes cambios en las políticas y procedimientos internos de las entidades afectas, así como  en los sistemas y herramientas utilizados por ellas para la prestación de los servicios.

Esta iniciativa regulatoria debe relacionarse con otras, como la de protección de datos (ver en documentos vinculados), y entenderse dentro del plan de la UE, aún en desarrollo, denominado «Estrategia para el Mercado Único Digital»..


Para seguir la evolución de esta iniciativa, consultar el apartado de documentos vinculados.

Si desea más información, no dude en contactar con finReg360 por cualquiera de las vías disponibles (ver pie de página).

Alertas Relacionadas