EMIR 2.2

2020 — 2020

¿En qué normas se concreta esta iniciativa?

En 2016, la Comisión Europea finalizó la evaluación del Reglamento 648/2012 relativo a los derivados extrabursátiles, las entidades de contrapartida central y los registros de operaciones, conocido por sus siglas en inglés, EMIR (European Market Infrastructure Regulation). 

En junio de 2017, además de las modificaciones del EMIR, recogidas en el Reglamento (UE) 2019/834, conocido en el sector como el EMIR refit, la Comisión planteó una serie de modificaciones para mejorar la supervisión de las entidades de contrapartida central (ECC) de terceros países y permitir una supervisión más coherente de las ECC europeas. Estas nuevas modificaciones  se concretan en el Reglamento 2019/2099, conocido en el sector como el EMIR 2.2

¿Cuáles son las fechas clave?

El EMIR 2.2, que introduce enmiendas a las disposiciones de EMIR sobre la supervisión de las ECC y el régimen de reconocimiento de estas entidades de terceros países, entró en vigor el 1-1-2020.

¿A qué entidades financieras afecta?

Sobre todo afecta a las ECC de terceros países.

¿Cuáles son los principales efectos?

Los cambios más destacados introducidos por el EMIR 2.2 son los siguientes:

A) Modificación del sistema de reconocimiento de las ECC de terceros países:

  1. Establece dos categorías de ECC:
    • las de nivel 1, en caso de que no tengan importancia sistémica para la estabilidad financiera de la Unión o de uno o varios de sus Estados miembros (y que están sujetas al régimen actual de EMIR), y
    • las de nivel 2, cuando la ECC tenga o pueda adquirir importancia para la estabilidad financiera de la Unión o de uno o varios de sus Estados miembros, en cuyo caso, estará sujeta a normas más estrictas y a la supervisión directa de la ESMA. En este sentido:
      • la ESMA revisará el reconocimiento de las ECC de nivel 2 no solo si pretenden ampliar o reducir el ámbito de sus actividades y servicios en la Unión, como estaba previsto en el EMIR, sino como mínimo cada cinco años, y
      • se exige a las ECC de nivel 2 una confirmación, al menos anual, de que siguen satisfaciendo los requisitos específicos de información que establece el régimen de reconocimiento.
  2. Posibilita que la ECC de nivel 2 solicite que se evalué si, por cumplir la normativa del tercer país, se puede considerar que la misma satisface los requisitos del EMIR (cumplimiento equiparable).
  3. Establece tasas vinculadas a las solicitudes de reconocimiento y tasas anuales de supervisión para las ECC reconocidas.

B) Ampliación de los poderes de supervisión de la ESMA:

Este supervisor podrá:

  • Exigir información a las ECC reconocidas con una simple solicitud o mediante decisión.
  • Realizar investigaciones e inspecciones in situ a las ECC de nivel 2 y a los terceros con quienes aquellas hayan subcontratado actividades o funciones.
  • Imponer multas a las ECC reconocidas tras analizar las conclusiones de un agente de investigación independiente.

Para seguir la evolución de esta iniciativa, consultar el apartado de documentos vinculados.

Si desea más información, no dude en contactar con finReg360 por cualquiera de las vías disponibles (ver pie de página).