Producto paneuropeo de pensiones individuales - PEPP

2021 — 2022

¿En qué normas se concreta esta iniciativa?

En el Reglamento (UE) 2019/1238 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 20 de junio de 2019, relativo a un producto paneuropeo de pensiones individuales (PEPP).  Este reglamento se publicó en el Diario Oficial de la Unión Europea el 25 de julio de 2019 (puede leerse este reglamento en el enlace de documentos vinculados).

La iniciativa PEPP es un hito importante hacia la consecución de la Unión de Mercados de Capitales y posee un enorme potencial, porque ofrecerá a los ahorradores de la Unión Europea más posibilidades de elección a la hora de ahorrar para la jubilación.

¿Cuáles son las fechas clave?

Como se ha dicho, el reglamento se aprobó finalmente por el Parlamento Europeo y el Consejo el 20 de junio de 2019 y se publicó en el Diario Oficial de la Unión Europea el 25 de julio siguiente.

Durante el segundo semestre de 2019 y el primero de 2020, la Comisión Europea y la EIOPA están trabajando en adoptar una serie de actos delegados para la implementación del reglamento PEPP, que entrará en vigor a los 12 meses desde la publicación en el Diario Oficial de los actos delegados previstos en el propio reglamento.

A estos efectos, la EIOPA ha realizado dos consultas públicas sobre los PEPP para asesorar a la Comisión en la elaboración de los actos delegados:

  • El 2-12-2019, lanzó una sobre su planteamiento para regular los aspectos clave del PEPP. La consulta finalizó el 2-3-2020.
  • El 20-2-2020, la EIOPA emitió la segunda sobre la aplicación de las normas técnicas para la presentación de informes y la cooperación entre autoridades competentes en la supervisión. El plazo para responder a esta termina el 20/05/2020.

Se espera que los primeros PEPP salgan al mercado aproximadamente a finales de 2021 o comienzos de 2022.

¿A qué entidades financieras afecta?

A las entidades aseguradoras, bancos, empresas de inversión o gestoras.

¿Cuáles son los principales efectos?

Con esta iniciativa se pretende regular un plan voluntario de pensiones individuales que ofrecerá a los consumidores una nueva opción paneuropea de ahorro para la jubilación. Este nuevo tipo de producto está diseñado para ofrecer a los ahorradores más opciones y productos más competitivos.

Con el nuevo reglamento, los proveedores de los PEPP se beneficiarán de un verdadero mercado único de pensiones personales y de una distribución transfronteriza al incluir un pasaporte de la UE para los PEPP. Además, gracias a la normalización de las principales características de los PEPP, los proveedores también podrán venderlos online y distribuirlos en varios Estados miembros con un único registro de producto.

Los principales efectos del reglamento PEPP son:

  • Las autoridades nacionales (en España la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, DGSFP) son las responsables de autorizar las entidades que podrán ser proveedores PEPP. La EIOPA será competente para su inscripción en un registro central público. Se incluye a las entidades gestoras de planes de pensiones españolas (EGFP españolas), como proveedoras de PEPP autorizadas, con lo que podrán proveer y comercializar planes de pensiones individuales en toda Europa.
  • El ahorrador que contrate un PEPP podrá ejercer el derecho al traspaso, bajo un régimen regulado, en los términos que se establezcan en el contrato y, en todo caso, en el momento de la jubilación (sujeto a unos gastos máximos del 0,5 % del total traspasado). En caso de que el proveedor de PEPP no pueda prestar el servicio de portabilidad, el ahorrador podrá disponer del servicio de traspasos gratuitamente.
  • El proveedor de PEPP deberá ofrecer, como mínimo, el “PEPP básico”, que deberá ser eficiente en términos de costes y tendrá el objetivo mínimo de recuperación del capital, mediante el empleo de técnicas de mitigación de riesgos. Los gastos totales soportados por el PEPP básico no podrán exceder del 1 % anual. Junto al PEPP básico (que será la opción predeterminada), el proveedor podrá ofrecer otras opciones (se contemplan hasta 6 diferentes), todas ellas sujetas a técnicas de mitigación de riesgos, que serán desarrolladas según los estándares técnicos de regulación (RTS) que marque la EIOPA. El ahorrador podrá cambiar de opción de inversión cada 5 años.
  • Las estrategias de inversión de los PEPP han de contemplar también factores de responsabilidad medioambiental, social y de gobernanza (factores ESG) y su impacto potencial a largo plazo.
  • La portabilidad y la distribución de los PEPP también se regula.
  • El asesoramiento obligatorio se contempla, asimismo. Antes de la firma del contrato, se introduce el asesoramiento obligatorio por los proveedores de PEPP con una recomendación personalizada que incluirá una opción de inversión particular y una proyección de prestación de la pensión del producto ofrecido.
  • Los requisitos de información precontractual del PEPP (KID de PEPP) quedan establecidos, así como el contenido de los contratos y las obligaciones de información postcontractual.

Para seguir la evolución de esta iniciativa, consultar el apartado de documentos vinculados.

Si desea más información, no dude en contactar con finReg360 por cualquiera de las vías disponibles (ver pie de página).