Sandbox

2020 — 2021

¿En qué normas se concreta esta iniciativa?

En julio de 2017, la EBA emitió un documento sobre los sandboxes regulatorios; al mes siguiente, un documento sobre las fintech y, en marzo de 2018, su hoja de ruta sobre este tipo de entidades.

Por su parte, la Comisión Europea publicó en marzo de 2018 su plan de acción sobre las fintech que, entre otros aspectos, cubre los sandboxes regulatorios.

El sandbox regulatorio se puede definir como un procedimiento de autorización y supervisión de actividades, encuadradas dentro de los servicios regulados (ya sean de inversión, bancarios, de pago o seguros) y que procura lo siguiente:

  • Evitar que sea necesario recorrer, antes de probar una idea, el procedimiento formal, en ocasiones largo en exceso, que se suele exigir para obtener una licencia de actividad regulada.
  • Reducir el riesgo de sanción.
  • Crear un instrumento para mejorar la supervisión y también para acompasar la legislación financiera con la transformación digital.

En España, el 12 de julio de 2018, el Ministerio de Economía y Empresa publicó el anteproyecto de ley de medidas para la transformación digital, que contempla, entre otras, la creación de un sandbox regulatorio en nuestro país.

Tras algún retraso, el proyecto español está en tramitación parlamentaria e incluye las siguientes principales medidas:

  • La creación de un sandbox regulatorio, como expresión de un entorno seguro para probar innovaciones tecnológicas en el ámbito financiero antes de su comercialización, bajo estricto seguimiento de los supervisores y con máximas garantías para los participantes.
  • El establecimiento de un sistema de ventanilla única para la presentación de proyectos por empresas tecnológicas, entidades financieras, centros de investigación u otros promotores interesados. Se atribuye la coordinación a la Dirección General del Tesoro y Política Internacional.
  • La posibilidad de que acudan al sandbox para testar sus productos y servicios tanto empresas fintech como los actores financieros tradicionales o que ya están en funcionamiento.
  • La admisión de proyectos que estén tecnológicamente maduros, sean novedosos y aporten valor por mejorar el cumplimiento normativo o la protección a la clientela, o aumentar la calidad y eficacia en la prestación de servicios financieros.
  • Servir como instrumento supervisor y estar gobernado por un esquema ley-protocolo que regula cómo se procederá y cuáles serán los efectos entre los participantes durante el periodo de pruebas..

¿Cuáles son las fechas clave?

El plan de acción de la Comisión Europea sobre fintech, de marzo de 2018, prevé que durante 2019 se publique un informe sobre mejores prácticas de sandboxes regulatorios.

En nuestro país, en septiembre de 2020, el Boletín Oficial del Congreso de los Diputados publicó las enmiendas al proyecto de ley que recoge la creación de un sandbox regulatorio en España. Es probable que la ley se aprueba próximamente y, dado que esta determina que el plazo para ponerlo en marcha  será de tres meses desde su aprobación, comenzaríamos a contar con este mecanismo el primer trimestre de 2021.

¿A qué entidades financieras afecta?

  • A todas las entidades financieras que quieran probar en un entorno sandbox un negocio o línea de negocio innovadora.
  • A los emprendedores que quieran poner en marcha algún negocio que requiera de autorización administrativa para servicios de pagos, valores, fondos o seguros, y, en general, promuevan empresas fintech.

¿Cuáles son los principales efectos? 

Los principales efectos del sandbox regulado en el proyecto español se verán en el fomento de proyectos innovadores, al permitir la realización de pruebas controladas y acortar el tiempo requerido para autorizarlos.

Se espera que, con este mecanismo, se pueda fomentar la innovación de las empresas no solo de España sino también atraer empresas del resto de la Unión Europea.

Es cierto que, para atraer empresas procedentes del Reino Unido, el retraso que ha sufrido el proyecto español ha sido perjudicial, pero continúan existiendo múltiples oportunidades de atraer talento a nuestro país y especialmente en el entorno pos-COVID-19 en el que la digitalización y el trabajo en remoto están acelerando la transformación del sector financiero.


Para seguir la evolución de esta iniciativa, consultar el apartado de documentos vinculados.

También tiene disponible un artículo sobre este asunto en el enlace de ese mismo apartado.

Si desea más información, no dude en contactar con finReg360 por cualquiera de las vías disponibles (ver pie de página).

 

 

ENLACES DE INTERÉS