Nuevos actores en el mercado de fusiones y adquisiciones y un denominador común: la regulación

Publicado en El Confidencial el 07-02-2023

07-02-2023 — CM/2023/011

El 15 de septiembre de 2008 pasó a la historia económica como el lunes en el que Lehman Brothers se declaró en quiebra: la mayor parte de sus clientes huyeron, las agencias de calificación degradaron sus activos y su valor bursátil cayó a menos de la mitad de los días previos.

Aquel fue el desencadenante de una etapa de forzada reestructuración en el sector financiero, motivada por la presión regulatoria en términos de requisitos de solvencia, transparencia y control. La baja rentabilidad del sector por el escenario de tipos cero y la exposición inmobiliaria en sus carteras supuso que muchas entidades financieras se vieran abocadas a afrontar operaciones inorgánicas para asegurar su supervivencia.

En España, desde 2008 hasta 2021, vivimos un período de concentración del negocio financiero en general y bancario en particular, marcado por las fusiones de bancos y cajas de ahorro del año 2010, con Bankia, resultado de la unión de siete cajas de ahorros, como caso más significativo, el nacimiento de entidades como Kutxabank en 2012, la integración del Banco Pastor en el Banco Popular también en 2012 y su posterior venta al Banco Santander en 2017 o la fusión entre CaixaBank y Bankia en marzo de 2021.

El sector bancario, fortalecido hoy por las operaciones ejecutadas en los últimos años y por un marco regulatorio actualizado, ha visto como se ralentiza su consolidación como financiador de transacciones por la subida de tipos de interés lo que contrasta con su fuerte posicionamiento como inversor en el ecosistema startups con operaciones como la inversión de Banco Santander en Housfy (2021) o en Atempo (2022) o con programas como BStartup de Banco Sabadell o Spark de BBVA.

En paralelo, otros actores del sector financiero, como las agencias y sociedades de valores, las empresas de asesoramiento financiero y las gestoras de fondos, reclaman un papel protagonista en el mercado de fusiones y adquisiciones con motivaciones distintas a aquellas que provocaron el gran proceso de reestructuración al que hacíamos referencia anteriormente.

El mercado de valores ha experimentado una importante reducción de sus márgenes fruto de la bajada de comisiones provocada por la entrada en vigor de MIFID 2 y un incremento de los costes regulatorios, lo que ha incrementado el número de operaciones de M&A con objeto de ganar volumen ampliando la gama de productos y servicios bajo gestión y adentrándose en mercados que requieren de una alta especialización.

Tras un año 2021 espectacular y un 2022 récord en operaciones de private equity, el impulso de actores como la banca privada o las mencionadas gestoras de fondos está suponiendo que el proceso de concentración bancaria al que nos referíamos antes esté teniendo su continuación ahora en un proceso de concentración del negocio de gestión de activos y de banca privada en España.

De sobra es sabido que los fondos tienen una alta liquidez en sus carteras y se muestran ávidos, aunque cautos, de explorar nuevas inversiones siguiendo la inercia de los dos últimos años. En paralelo y sin hacer tanto ruido, podemos ver cómo, por ejemplo, emerge con fuerza la figura de las sociedades gestoras, que, desde hace dos años, están protagonizando operaciones que no han pasado inadvertidas.


En el mercado de fusiones y adquisiciones del sector financiero, nos encontramos ante una nueva realidad, con nuevos protagonistas


Operaciones como la adquisición por Singular Bank de la rama de banca privada de UBS en 2021, la compra de Finanbest por MyInvestor en 2022 o la adquisición por Banca March de la rama de banca privada de BNP Paribas, también en 2022, muestran una nueva realidad en el mercado de fusiones y adquisiciones del sector financiero.

Siguiendo la misma línea, la adquisición, en 2021 y 2022, de porcentajes minoritarios en gestoras de fondos, como los acuerdos entre Divina Seguros y Gesconsult, de Mutualidad de la Abogacía y Finizens o las adquisiciones de EDM,  Alantra Wealth Management y Orienta Capital por parte del grupo Mutua Madrileña confirman que no estamos ante transacciones puntuales fuera de contexto sino ante una nueva realidad.

La tipología de las entidades involucradas en las últimas operaciones es variada, desde las citadas operaciones en el mercado de la banca privada y la gestión de activos, hasta los grandes movimientos e inversiones en la industria de pagos como la adquisición de Tink por parte de VISA en 2022.

En el corto y medio plazo, la necesidad de diversificar su negocio ante la llegada de retos como la inteligencia artificial, la transición energética, la sostenibilidad, las novedades en el sector asegurador o las nuevas plataformas destinadas a la inversión inmobiliaria motivará sin duda nuevas operaciones principalmente de carácter inorgánico mediante la adquisición o inversión en empresas especializadas por parte de estos nuevos actores, de forma paralela a las protagonizadas por las grandes entidades financieras.

En este sentido, merece la pena hacer una mención especial a las perspectivas del mundo cripto, dado que el futuro reglamento MiCA (markets in crypto assets) acelerará el interés por este tipo de activos por parte de los inversores. La futura normativa obligará a los proveedores de servicios relacionados con criptoactivos a obtener la correspondiente licencia para poder operar, lo que hace prever operaciones de adquisición o entrada en el capital de empresas de servicios de inversión. Tampoco es descartable que los bancos integren esos modelos de negocio a través de adquisiciones inorgánicas.

Podemos concluir, por tanto, que tras la reestructuración del sector financiero español de los últimos años estamos ante un cambio de escenario en la tipología de las operaciones, pero con el mismo denominador común: una intensa regulación financiera que cada vez más afecta a los modelos de negocio y operativos del sector financiero.

 

Últimas noticias (ver todas)

Estas son las ideas de la ESMA para lograr mercados de capitales más eficaces y atractivos en la Unión Europea

finReg360

30-05-2024

Desde finReg360, destacan que la ESMA también propone apoyar soluciones digitales para inversores minoristas y fomentar las tecnologías que faciliten el acceso de los ciudadanos a productos de inversión mediante innovaciones tecnológicas, educación financiera y herramientas digitales seguras, y centrarse en las pensiones y el ahorro a largo plazo.

En Funds Society el 30-05-2024

Efectos, novedades y estado de la Retail Investment Strategy (RIS)

Sara Gutiérrez Campiña, socia
Jorge Ferrer, socio

27-05-2024

“Tenemos que empezar ya a revisar nuestros modelos de negocio. La Retail Investment Strategy (RIS) es una normativa exigente, más ambiciosa, e incluso va a suponer una revolución para todo el sector asegurador”, compartieron Sara Gutiérrez Campiña y Jorge Ferrer Barreiro, socios de finReg360, cuando hicieron balance de la RIS en el pasado «webinar» organizado por EFPA España.

En EFPA Asesores Financieros el 27-05-2024

El 6 % de los fondos UCITS en España, con el 11 % del patrimonio, tendrían que justificar su valor con la RIS

Fernando Alonso, socio

27-05-2024

“Si las gestoras no llegaran a justificar el valor de sus productos, las implicaciones serían claras: tendrían las opciones de eliminarlos del catálogo, liquidarlos, fusionarlos, reducir sus precios o mejorar sus rentabilidades”, explica Fernando Alonso de la Fuente, socio de Estrategia y Operaciones de finReg360.

En Funds Society el 27-05-2024